por página
Mostrando 16 - 30 de 53 items

Para conseguir una boda con un estilo vintage hay algunos elementos que la diferencian por encima de cualquier otro es rememorar una época pasada, con un estilo inspirado en lo antiguo donde priman máquinas de escribir, maletas, cualquier elemento antiguo con un efecto usado. Otra de las características es decorarlo con elementos antiguos, pero en colores suaves, y algunos otros de toque moderno.

Las flores que más se utilizan y más comunes para este estilo vintage son las rosas en tonos pastel, lila, blanco… si es de los que quiere romper el esquema deberías incorporar el contraste con algún color vivo en las flores. Pues incorporar algún elemento en la empuñadura del ramo de alguna tela antigua, o cuerda de cuero… Elementos que evoquen esa sensación de antigüedad, pero con el mismo estilo de hoy y de siempre.

 

La clave para conseguirlo:

El estilo vintage en una boda, muchas veces es confundido con rústico o con shabby chic, se encuentra en un límite en el que es muy fácil caer en otro estilo si nos es fiel a todos los elementos de este estilo de boda. El más común es mezclar un estilo vintage con un estilo rústico, así que si te apunta a este estilo de boda sin duda va ser perfecta para muchos de los invitados donde las rememorar esos maravillosos años con la modernidad actual.

 

La boda Vintage:

En el caso de elegir una boda brincaste en recomendamos que sea de día ya que este estilo de boda luce mucho más bajo la luz del sol. En el caso que lo hagas de tarde y noche tienes que en incorporar a este estilo un toque de boda romántica para que no pierda su esencia y siga teniendo el mismo glamour, aunque no haya tanta luz.

 

Algunas ideas para una boda Vintage:

Para el ramo de la novia utiliza flores simples y clásicas como puede ser margaritas, rosas, paniculata y encaje.

Empieza a recopilar objetos y elementos antiguos para ser rincones decorativos, de bienvenida, photocall o simplemente intercalarlos dentro de tu mesa dulce/candy bar como maletas, máquinas de escribir, cámaras de fotos antiguas, baúles, telas de encaje, mesas de madera desgastada…

No abuse de los elementos de color vivos, debes inclinarte por los tonos pastel y colores neutros, pudiendo añadir algún tono en color beige y marrón. La finca o el restaurante donde lo realice el banquete, intenta que esté lo más acorde posible a este estilo para que no desentone o no tengas que invertir una cantidad de dinero o elevada en decoración.

 
}