¿Has pensado en celebrar tu pedida de mano? Sí, seguramente te parezca una idea del siglos pasados, pero cada vez está más de moda compartir ese momento de felicidad con la familia y los amigos.

Aunque todavía sigue existiendo la pedida de mano tradicional (por sorpresa y con anillo), son más las parejas que se lanzan a compartir ese día con todos sus seres queridos. Una buena forma de empezar a celebrar la boda e ir compartiendo ideas para los preparativos.

1. Escoge un día especial para ambos.

Imagen: By Momento Cativo

Lo ideal es realizar la fiesta poco después del compromiso. Incluso podéis dar la noticia ese mismo día. Elegid una fecha que sea especial para vosotros o simplemente un día que podáis reunir a vuestros familiares y amigos. Se trata de realizar una fiesta íntima o una comida con vuestros familiares más cercanos y amigos más íntimos.

Si decidid realizar la fiesta a pocos meses de celebrar la boda, aprovechad para repartir las invitaciones. Puede que a muchos no los veáis hasta el día de la boda.

2. Prepara las palabras que quieras decirle.

Imagen: Pinterest

Muchos pensarán que dedicar unas palabras al novio o a la novia es un poco anticuado o cursi. Tampoco se trata de dirigirse al padre de la novia de una manera formal pidiéndole permiso. Pero puedes dirigirte a los padres y demás familiares e invitados dedicándole unas palabras de agradecimientos por asistir, por apoyaros y por estar a vuestro lado.

Después, puedes dirigirte a tu pareja y dedicarles unas palabras, expresando por qué quieres pasar el resto de tu vida con ella, destaca sus virtudes, lo que te gusta de ella y si quieres puedes recordar cómo os conocisteis.

Y no solo podéis hablar vosotros, unas palabras por parte de los padres, amigos o hermanos también serían bien recibidas

3. Anillos

Imagen: IG @anaencabophoto

Aquí si manda la tradición y como todos sabemos, una pedida de mano no es tal sin un anillo de compromiso, ya sea para el novio o para la novia.

Pero dejando a un lado la tradición, hoy en día existen otras opciones de regalo para ellos, por ejemplo, para él: un reloj, que lleve inscrito un mensaje o fecha especial de la pareja o algún accesorio para completar el look de novio: unos gemelos con vuestras iniciales, un elegante alfiler para la corbata o un discreto brazalete de plata personalizado con la fecha de la boda.

Y para ella, si solo pensáis que existe el anillo estáis muy equivocados. En las pedidas de hoy en día todo vale. Aunque a veces pensamos que lo material y económico es importante en estos casos es mejor apostar por el valor sentimental y simbólico. Por ejemplo, pregunta a su madre o hermana si tienen alguna joya antigua o accesorio que le encantaría llevar a la novia en el día de la boda.  Incluso una joya o anillo de pedida de tus padres o abuelos que te gustaría que ella llevara ese día. Otra idea es reunir joyas de ambas familias y transformarlas en las alianzas de la boda o en unos pendientes para ella. Una manera original y significativa de unir a ambas familias.

4. Los look para ese día.

Para el día de la pedida, ya sea un pequeña comida, reunión o fiesta íntima, apostaría por un look casual/formal, pero sobre todo cómodo.

No es necesario que ellos se tengan que enfundar en el traje y la corbata, sino algo más relajado. Un pantalón tipo chino o un vaquero con una camisa básica.

Y para la novia, ahora que estamos en primavera no hay nada mejor que un vestido vaporoso o si buscas algo más chic elige un mono, este año vuelven a estar muy de moda. Personalmente me arriesgaría con un conjunto de dos piezas, americana con pantalón palazzo a juego y una blusa ligera. Completa el look con unos maxi pendientes, conseguirás darle un toque más fresco y chic al conjunto final. Y de calzado elige unos zapatos cómodos, pues vas a pasar la mayor parte del tiempo de pie.

Luce espectacular pero cómoda.

Aquí algunos ejemplos:

Imágenes: Zara

Habéis tomado nota, ¿verdad? Seguro que alguno de estos consejos te ha dado las ideas que necesitabas. Si tienes otra idea compártela, estaré encantada de leerte en comentarios.

¡Nos vemos en un próximo post!

By Maria Gibello